El pasado viernes 29 de octubre las diferentes asociaciones Ingeniería Sin Fronteras que formamos la Federación volvimos a encontrarnos en Torremolinos para celebrar la Cósmica 2021. Dos años después, nos veíamos las caras para compartir, planificar y generar nuevas sinergias, de cara a recuperarnos y reforzar el tejido social del que formamos parte.

Dos años después, con la pandemia (casi) superada, y en el escenario de inminentes crisis que abordamos, las asociaciones Ingeniería Sin Fronteras del Estado español volvíamos a vernos las caras. Entre el 29 de octubre y el 1 de noviembre, el voluntariado de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Catalunya, Euskadi, Galicia, Illes Balears, Madrid y Murcia retomamos nuestro trabajo en red presencial. Este año nos tocó Torremolinos, cuasi-capital de la Costa del Sol, símbolo del primer boom del turismo en nuestro país a la vez que espacio históricamente simbólico de libertad y tolerancia, al haber sido referente para la comunidad gay en origen, e ir sumando letras a la par del hoy movimiento LGTBI+.

El albergue Inturjoven, gestionado por la Junta de Andalucía y situado en el límite con Benalmádena, nos iba viendo llegar durante la tarde-noche –y casi madrugada– del viernes. El reencuentro tuvo lugar con un minitour por los pubs británicos que en la zona del albergue dan fe de la implantación y el arraigo del turismo extranjero en la localidad. Una noche que culminó con cena libanesa y a son de música latina, apurando el incipiente ocio que se abre paso entre mascarillas y gel hidroalcohólico.

La mañana del sábado arrancó con un cronograma más ligero que de costumbre, y una dinámica grupal para ir rellenándolo con inquietudes, intereses, dudas… poco a poco los temas iban surgiendo, situando en el foco temas como Justicia Climática, Electrónica Ética, Acogida de Voluntariado, Redes de Trabajo, etc. Tras un breve descanso, pasamos a compartir nuestros análisis del tejido social y asociativo en las diferentes zonas de intervención de cada ISF, para continuar con el espacio de Justicia Climática, en el que varias personas se sumaron al grupo y analizamos la situación de Rebelión por el Clima, así como la la nuestra propia dentro de la red.

Espacio dedicado al estado de las ISF, la acogida de voluntariado y a la participación de redes. Foto: ISF.

Antes de abordar la esperada vertebración –como se conocen los espacios de ocio en nuestros diferentes encuentros–, Miquel Carrillo nos presentó su libro “La nueva cooperación”, que recorre y describe los nuevos enfoques y conceptos relacionados con la cooperación, así como retos y dificultades que se nos presentan, tras una evolución del sector que hemos vivido –y protagonizado en ocasiones– en primera persona.

La noche comenzó con un paseo por la playa de la Carihuela para acabar subiendo al centro de Torremolinos, mientras visitábamos los diferentes murales y grafitis que conmemoran el espíritu libre, abierto y cosmopolita de la historia de Torremolinos. Allí conocimos nuestra segunda casa en este encuentro: el restaurante Palette, con comida tradicional mediterránea y numerosas opciones vegetarianas y veganas, que comenzó siendo el sito para cenar y casi acabamos abriendo una sede. Para terminar el día (y la noche), visitamos el ambiente nocturno de La Nogalera, una zona bastante más popular –y LGTBI+-friendly–

El Restaurante Pizzería Palette se convirtíó en nuestra segunda sede en esta Cosmica 2021. Foto: ISF.

Y así llegó el domingo, y con él nuestra Asamblea Federal, que transcurrió con bastante agilidad. Tras la misma, en Asamblea Extraordinaria, se renovó la JF, con dos salidas (Raquel González que deja la presidencia, e Irene Borra que deja la vocalía de comunicación) y dos entradas (Gisele Farina como vocal de comunicación y Mateo González que toma la vicepresidencia).

Después de comer volvimos al restaurante Palette para desarrollar la actividad “Cortos con cortos”, que consistió en la visualización de cortos y fragmentos de documentales relacionados con la Justicia Social, para ya por la noche volver a la plaza de la Nogalera.

La mañana del lunes quedó para las despedidas, cerrando así una Cósmica que nos ha dejado muy buen sabor de boca, las pilas cargadas y muchas ganas de seguir creando y afrontando los retos sociales que se nos vienen. Cabe destacar la capacidad de autogestión de las personas asistentes, pues ha sido una de las Cósmicas con organización mas laxa e improvisada –si no la que más– , así como la amabilidad y disponibilidad del personal de los espacios utilizados, tanto el Albergue Inturjoven como el restaurante Palette. A todas ellas agradecemos que nos hayan acogido y cuidado.

Y como cierre, señalar las nuevas incorporaciones a las ISF, que vienen a refrescar con aires nuevos el largo recorrido de la federación y sus asociaciones: nuevas incorporaciones en Galicia, y una Euskadi totalmente renovada, ambas con personas que ya forman parte de la Junta Federal.

Foto de portada: Reencuentro en la piscina del Albergue Inturjoven de Torremolinos. Foto: ISF.