En uno de sus libros, el filósofo Yuval Harari argumenta que las redes sociales tejidas por el homo sapiens, que lo hacen único en su especie, se dieron gracias a la capacidad de creer más que en la capacidad de cooperar. Por lo tanto, creer en causas en común llevó a personas que vivían en lugares distantes a defenderlas, a evolucionar y a cooperar para construir la sociedad mundial actual.

Por lo tanto, tras lo sucedido este año con el Covid-19 me surgen las preguntas: ¿en qué tendríamos que creer ahora? ¿Qué redes sociales hemos de tejer?

Las respuestas no son fáciles: estamos viviendo en carne propia las consecuencias de años de desmantelamiento de la sanidad pública, la fragilidad de un sistema económico basado en la servidumbre del turismo de masas, la invisibilización de la realidad de los trabajos en sectores tan diversos como lo son los cuidados y la agricultura (con el plus de tener empleados mayoritariamente a colectivos migrantes, que lamentablemente se ha convertido en sinónimo de precarización laboral). Además, la clase política carence de diálogo, prefiere hacer leña del árbol caído y seguir con modelos económicos nocivos para la sociedad y el medio ambiente.

Con este panorama, entonces, ¿en qué vamos a creer? ¿Qué podríamos llegar a construir?

Creamos en nuestra acción consciente

Nuestros hábitos de consumo generan desigualdad social: para conseguir bajos precios se necesitan bajos costes y esto se traduce en mano de obra barata, llegando a casos de esclavitud. Los acuerdos comerciales internacionales, como el TTIP, perpetúan la explotación laboral,  el colonialismo y vulneran el medio ambiente.

Creamos en que sólo es posible un cambio si entendemos que no hay plan B, ni planeta alternativo

La crisis climática es una realidad que, por ejemplo, lleva a comunidades enteras a abandonar sus aldeas y sus tierras de cultivo.

Creamos que es un problema que afecta a la ciudadanía global

No se trata de escoger entre solidaridad local y solidaridad internacional. De hecho, se trata de exigir condiciones de vida dignas. Frente a las mismas vulneraciones tienen que haber las mismas enmiendas. La protección social y sanitaria no puede discriminar por raza, género, orientación sexual o edad.

Creamos en nuestra poder de convocatoria y en la presión social

Un 15 de mayo de 2011 llenamos las plazas (ahora tendríamos que recordar llevar alcohol 70%, mascarillas y guardar la distancia de seguridad) exigiendo políticas inclusivas, democráticas y globales. Exijamos que el ínfimo 0,7% prometido del presupuesto de cada Comunidad autónoma se destine a proyectos de cooperación.

Una vez que creamos en ello:

Trabajemos codo con codo por una redistribución de riquezas y una dignificación del trabajo. Las materias primas no son un recurso infinito y en consecuencia, el modelo extractivista debe dejar de ser el motor de la economía.

Reconozcamos la importancia de los sectores vinculados a la agricultura y a los cuidados, base de la sociedad. 

Construyamos economías locales fuertes y sostenibles ecológicamente: no podemos revertir los cambios actuales, pero sí podemos frenar la curva. De hecho, existen acciones que están al alcance de nuestra mano:

Eduquemos para una ciudadanía global intercultural, entendiendo que los “colectivos migrantes” merecen la misma garantía de derechos que las personas “nativas”. Que el respeto, la integración y el feminismo no caigan en utopías ni en formularios de proyectos sociales. Si vivimos en un mismo planeta, no puede haber un ente que determine quiénes pueden gozar de más derechos civiles que otros.

Pisemos las calles: sumémonos a las manifestaciones hasta que la justicia social y climática sean una realidad, ninguna sociedad ha logrado cambios sustanciales quedándose de brazos cruzados. Por esto mismo, no esperemos a que los medios de comunicación con su amarillismo inunden nuestra mirada para levemente reaccionar y nuevamente caer en la cotidianeidad. ¿Realmente necesitamos fotos como la del pequeño Aylan Kurdi para darnos cuenta de la realidad?

Sé que la lista parece inagotable, pero para empezar, sólo pido una cosa: tomaros cinco minutos para leer el manifiesto “Cooperar, la nueva normalidad”, adherirse y difundirlo, porque cuantas más voces crean, más manos habrá para reconstruir.

No dejes de (in)formarte: con la sobreexplotación mediática es muy difícil tener pinceladas de lo que es verdadero. ¡Te dejamos bibliografía para ayudarte!

Bibliografía consultada:

Andalucía acoge, mayo 2020. Andalucía acoge y Red acogen insta al gobierno a profundizar en soluciones jurídicas que protejan a las personas migrantes y refugiadas a  largo plazo.Acoge.org, junio 2020. Recuperado de: https://acoge.org/andalucia-acoge-y-red-acogen-instan-al-gobierno-a-profundizar-en-soluciones-juridicas-que-protejan-a-las-personas-migrantes-y-refugiadas-a-largo-plazo/

Argüelles Ramos, Lucía, junio 2020. ¿Y si aprovechamos para discutir sobre la renta básica agraria? El diario.es. Recuperado de: https://www.eldiario.es/ultima-llamada/aprovechamos-discutir-renta-basica-agraria_132_6021695.html

Enginyeria sense fronteres Catalunya. (2016). Què és el TTIP? Què estem fent per combatre’l? . junio 2020, ESF-Cat. Sitio web: https://esf-cat.org/es/blog/2016/05/10/que-ttip-que-fem-per-combatrel/

Europa press. (2020). Ya son 900 las ONG y colectivos piden la regularización «urgente» de migrantes ante la pandemia del COVID-19. epsocial.es, junio 2020. Recuperado de: https://www.europapress.es/epsocial/migracion/noticia-ya-son-900-ong-colectivos-piden-regularizacion-urgente-migrantes-pandemia-covid-19-20200417134206.html

Felipe Pérez, Beatriz; Iglesias Márquez, Daniel (2018). Migraciones Climáticas: visibilizando las causas subyacentes y sus múltiples realidades. Revista pueblos, junio 2020. Recuperado de: https://migracionesclimaticas.org/migraciones-climaticas-visibilizando-las-causas-subyacentes-y-sus-multiples-realidades/

Harari, Yuval Noah (2015). Homo Deus. Breve historia del mañana. Ed.Debate. 413 pág.

Plataforma Regularización ya. Demanda urgente por la regularización permanente y sin condiciones de todas las personas migrantes y refugiadas ante la emergencia sanitaria #Regularizacionya. regularizacionya.com, junio 2020. Recuperado de: https://regularizacionya.com/

Without rights for agri-food workers, Europe’s food suplies rest on shaky groud. picum.org, junio 2020. Recuperado de: https://picum.org/wp-content/uploads/2020/04/Joint-statement-farm-workers_final_layout_16April2020.pdf

La entrada ¿Creer para crear? aparece primero en Foro Comunicación, Educación y Ciudadanía.