El día 25 de abril las diferentes asociaciones Ingeniería Sin Fronteras que componemos la Federación celebramos nuestra Asamblea Federal, en esta ocasión de manera telemática por la situación sanitaria actual. Aún así, fue muy eficiente y también celebramos eventos en línea relacionados con el ocio. Además estrenamos con gran éxito una herramienta propia de videoconferencia, que dio cobertura a todos los espacios.

Unas 25 personas pudimos vernos y oírnos de manera telemática en la Asamblea Federal de marzo, celebrada el pasado día 25 de abril. Un momento de encuentro y debate que solemos convocar dos veces al año, en el primer y último trimestre. Ya teníamos ganas de vernos las caras, aunque en esta ocasión las circunstancias sanitarias actuales no nos iban a permitir darnos un abrazo o hacer los habituales “corrillos” en los que el voluntariado solemos ponernos al día. Aún así, no faltaban las ganas.

La asamblea transcurrió de manera fluida. El buen hacer del grupo, respetando los ritmos y los tiempos, consiguió hacer de esta asamblea la más rápida de los últimos tiempos. Además, ha sido la asamblea con la participación de mujeres más alta. Las impresiones recogidas tras la asamblea así lo señalaban, destacando el trabajo previo de organización por parte de la junta federal para que se llevara a cabo de forma ordenada y estructurada.

Tampoco faltaron los espacios de ocio, en otros encuentros llamados “vertebración”, y en esta ocasión “cibertebración”. Nos consta que hubo sendos encuentros virtuales, uno el viernes por la noche, y otro el sábado, con música por streaming de nuestro querido DJ Hiroshima.

Y es que la Asamblea Federal no es solamente un espacio de decisión. Estos encuentros sirven también para cargarnos de energía y dotar de más impulso a nuestras acciones y proyectos comunes, como son la formación, las acciones para revertir la situación de crisis climática, o la labor de cooperación en la que llevamos tantos años trabajando. También compartimos cómo estamos y qué actividades estamos desarrollando en el ámbito local. Aunque nos hubiese encantado estar juntas, esta forma virtual de asamblea ha permitido que personas que llevaban tiempo sin poder estar presencialmente hayan vuelto a participar, además de conocernos y “ponernos cara” entre la vieja guardia y las incorporaciones más recientes.

A la hora de elegir la herramienta de conexión, nuestro equipo de GSI hizo posible que pudiéramos prescindir de herramientas hegemónicas, como Skype, Hangouts, o la recientemente más utilizada Zoom. En su lugar, nos brindaron la posibilidad de usar Jitsi Meet, una herramienta de software libre que en los movimientos sociales y tercer sector está ganando cada vez más terreno. Además, utilizamos una instancia de Jitsi Meet instalada en nuestros propios servidores y por tanto totalmente bajo nuestro control.

Subrayando la importancia de lo anterior, todas las herramientas digitales online, y por tanto las de videoconferencia, están sujetas a dos variables principales en cuanto a seguridad. La primera de ellas es que se pueda auditar lo que hacen realmente, y esto solo es posible con herramientas de software libre, como Jitsi Meet. La segunda variable se relaciona con quién opera el servicio, y en nuestro caso el servidor esta operado por nuestro grupo de GSI y nuestro socio tecnológico Freedom for Knowledge and Technology (F4KT). Esto nos otorga unos altísimos niveles de seguridad y privacidad. En contraposición, las soluciones hegemónicas mencionadas no son auditables y están operadas por empresas, en ocasiones multinacionales como Google o Microsoft. con prácticas habituales de ceder datos a terceros.

Esperamos, aún así, que el uso de estas herramientas pronto se reduzca, y podamos volver a celebrar nuestros encuentros de manera presencial. De momento, para la Cósmica 2020, nos hemos emplazado a Madrid, a finales de año, sujeto a variabilidad por la evolución de la situación sanitaria en las diferentes zonas del Estado español.