Derribando mitos: ¿quiénes son los y las MENA?

lunes 1 de abril de 2019

lunes 1 de abril de 2019

Después
de los recientes incidentes en los centros de menores no acompañados en Canet
de Mar y Castelldefels, los medios de comunicación y las redes sociales nos
transmiten información sobre los MENA sin muchas veces contextualizar y definir
qué significa este concepto. Ahora, más que nunca, es necesario tener una
información libre de prejuicios y entender lo que significa ser una persona
menor no acompañada.

Cuando hablamos de MENA, estamos hablando de menores extranjeros no acompañados. Nos referimos a todos y todas aquellas menores de 18 años que participan de procesos de migraciones globales y que viajan sin una persona adulta referente, o en algún momento de su proceso migratorio dejan de estar acompañados o acompañadas. En algunas situaciones, la supuesta persona adulta con quien llega el o la menor no presta una adecuada atención, o se dan casos de irregularidades administrativas o parentescos dudosos.

Por lo tanto, es un colectivo que comparte dos características muy concretas: son menores y viajan solos o solas. Por eso, padecen una “doble” situación de vulnerabilidad.

Las jóvenes también migran, lo que pasa es que se ven expuestas a muchos más peligros ya que sufren la vulnerabilidad por el simple hecho de ser mujeres. Muchas de ellas no llegan al país de destino ya que son capturadas por redes de trata y tráfico de personas.

En
estos momentos, el colectivo MENA se siente criminalizado. Estamos olvidando
que son menores y que se han visto forzados, directa o indirectamente, a salir
de su país, dejando atrás su familia, amistades, etc.

Ha surgido un grupo llamado “Exmenas” que han pasado por el circuito institucional y que, desde su propia experiencia, quieren dar a conocer lo que significa ser MENA: desmontar prejuicios y hacer sentir su voz y sus peticiones.

Fuente: Almela, Vicent “Les persones que hem viscut l’experiència de ser menors no acompanyats som les que hem d’explicar la nostra realitat”. Diari “La Directa”. 05 de febrer de 2019.

https://directa.cat/les-persones-que-hem-viscut-lexperiencia-de-ser-menors-no-acompanyats-som-les-que-hem-dexplicar-la-nostra-realitat/?fbclid=IwAR3XRy8DKLT8-]]ohVgEmP-7O4fr1nhZY5UfOaBCqa2pAoRDO-bFyFynJ6mlU

La entrada Derribando mitos: ¿quiénes son los y las MENA? aparece primero en Foro Comunicación, Educación y Ciudadanía.

3 Comentarios

  1. Alfredo

    Como ocurre en muchas webs, el titulo promete unas expectativas que quedan en papel mojado, ¿Qué mito pretendía derribar con este artículo? Porque para decir que los/as Menas son los menores extranjeros no acompañados habría bastado una sola línea.

    Es cierto que estos pobres muchachos han y están sufriendo lo indecible y lo que no nos gustaría sufrir a ninguno, pero eso no quita para que sea, desde mi punto de vista, “indecente” que se les pague más de 600€ cuando tenemos algunos mayores que tienen pensiones más bajas.

    La solución creo que no pasa por darles dinero, mientras sean menores, al igual que los menores de las familias Españolas (protegidos por sus padres), los/as MENAS, deberían estar bajo la protección del Estado Español y suministrarles alojamiento, comida y educación, pero no dinero.

    Cuando consigamos que tengan una educación, y sean mayores de edad, podrán decidir si continúan con sus estudios (con becas del estado) o si se ponen a trabajar, momento, en el que deberían comenzar a obtener su primer sueldo.

    En ningún caso digo que se les deba echar del amparo del Estado en el momento que cumplan los 18, sino que como ocurre normalmente en las familias estructuradas, mientras el muchacho/a continúe con los estudios se le provea de alojamiento y comida, y cuando no quiera continuar con los estudios, (algo que ocurre en las mejores familias), tendrá que ponerse a trabajar, en estos casos, creo que el Estado Español al igual que ocurre con el resto de españoles puede ayudarles a través del Instituto Nacional de EMpleo.

    No obstante, al igual que ocurre con el resto de residentes españoles, no se puede blanquear ni permitir que menores de edad (aunque sea un porcentaje pequeño), vagabundeen por las calles drogados, o bebidos (supongo que para olvidar lo duro de su situación) y lo que es peor aun delinquiendo y sin resquicios de búsqueda de integrarse en la sociedad.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.