Con la ejecución de la cuarta y última fase del proyecto de fortalecimiento en la Escuela de Secundaria de Bojador se da por cerrada la actividad que ha venido desarrollando ISF Aragón en los campamentos de refugiadas y refugiados saharauis desde junio de este año 2018 hasta día de hoy. Han sido unos meses de mucho trabajo y esfuerzo pero sin duda ha merecido la pena y la satisfacción es máxima a la vista de los resultados obtenidos.

Después de haber hecho entrega de material y recursos didácticos de diferentes tipos, material escolar y de oficina, material y equipamiento deportivo, se ha creído conveniente reforzar un aspecto que en muchas ocasiones se descuida: la habitabilidad. En un territorio tan árido y exigente como es la hammada argelina de Tindouf, donde el color marrón de la arena del desierto del Sáhara predomina en cada paisaje observable, disponer de zonas verdes que aporten frescura y colorido a los espacios, ya sean públicos o privados, es garantía de un mayor confort y calidad de hábitat.

 

      

Esta última pata del proyecto en la escuela ha consistido en la creación de un espacio de huerta en el patio interior del centro, además de la aportación de material de jardinería como regaderas y paquetes de diferentes tipos de semillas. Como complemento al huerto, se ha dotado a la escuela con un depósito de agua (denominado baj en hasanía, el dialecto saharaui del árabe). De aquí se puede extraer agua para llenar las regaderas a través de un pequeño grifo de plástico conectado a una de las salidas de la cisterna. Además, se permite el llenado del mencionado baj mediante una tubería de goma que conecta este con el camión cisterna a través de un orificio en el muro de la escuela.  Este huerto permite al centro educativo, en primer lugar, disponer de un espacio de cultivo autónomo con el cual pueden producir alimentos para consumo propio. En segundo lugar, también favorece la creación de un lugar de reunión y esparcimiento, tanto para el alumnado como para el equipo docente y administrativo.

 

La Escuela de Secundaria ha mostrado su enorme satisfacción y agradecimiento con todas las personas que hemos participado en este proyecto para su fortalecimiento, especialmente AAPSS (Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla) e ISF Aragón. En un contexto tan precario donde todos los recursos para gestionar los servicios públicos del Estado saharaui provienen de la ayuda internacional, ayudas de este tipo suponen un aliento enorme para la población. Por parte de ISF Aragón, seguiremos nuestra actividad desde España visibilizando y concienciando sobre la causa saharaui, una de las líneas de trabajo que ha permanecido inalterable con el paso de los años y que nos identifican como asociación.

Un abrazo y… ¡Sáhara Libre! ¡Sáhara Horra!

La entrada Fase final del proyecto de fortalecimiento en la Escuela de Secundaria de Bojador aparece primero en ISF Aragón.