El trabajo conjunto de ISF-Aragón y AAPSS (Asociación de Amistad con el pueblo Saharaui de Sevilla) en los campamentos de refugiadas y refugiados saharauis continúa, esta vez a través de la creación de un parque infantil con zonas de ocio y recreo diseñado y fabricado casi íntegramente con materiales reciclados.
El proyecto ha sido llevado a cabo por un grupo de personas voluntarias de ISF-Aragón y se ha venido desarrollando desde el pasado mes de octubre, culminando con el montaje final de todos los elementos este pasado domingo. El problema de gestión de residuos existente en los campamentos, en donde el sistema de recogida de basuras es muy poco eficiente (provocando que muchas de las familias opten por la quema de residuos de manera no controlada para deshacerse de ellos) y la basura se acumula inevitablemente a lo largo de toda la hammada argelina, ha supuesto una fuente de recursos a la hora de poder contar con material de distinto tipo para la creación de los distintos elementos. Nuestra compañera Eva invirtió sus vacaciones el pasado mes de octubre para lanzar el proyecto, diseñar y montar los elementos para que después de su marcha a finales de ese mes solamente fuera necesaria la instalación de los mismos en el emplazamiento elegido (una zona a 6 km de la wilaya de Bojador denominada Njaila o Barrio Solidaridad).
       
 
Este barrio se encuentra habitado exclusivamente por personas heridas supervivientes de minas y sus familias, que ya sea por su condición de personas con discapacidad o dependientes sufren una exclusión social que les aísla en cierto modo de la vida ordinaria y cotidiana de las wilayas en los campamentos. Originalmente, el barrio se situaba en un palmeral cerca del Distrito Administrativo de Rabouni, pero después de casi 3 décadas aquel lugar se había degradado y la accesibilidad y adaptabilidad de las instalaciones para las personas en silla de ruedas o disminuidas físicas era prácticamente inexistente. Por ello, se planteó la posibilidad de trasladar a todos sus habitantes a otro lugar con viviendas de nueva construcción y adaptadas a las necesidades de movilidad de cada usuario. En un primer momento causó cierto recelo entre la población de Njaila ya que, pese a las promesas sobre un lugar que garantizaba un mayor confort y calidad de vida, la jaima (casa) en la cultura saharaui tiene un peso muy importante y cambiar no es fácil de asumir, por lo que se realizó una primera fase de viviendas las cuales iban a dar hogar a la mitad de las familias que habitaban en Njaila. Posteriormente, y vistos los buenos resultados de la primera fase entre las personas usuarias, se ha venido realizando la segunda fase que dará cobertura al resto de personas que todavía habitan en el barrio antiguo, finalizándose la construcción durante este mes de noviembre. Dada la precaria situación en la cual viven sus habitantes (dentro de un contexto ya de por sí difícil como es el de las personas refugiadas del Sáhara Occidental) es fundamental dotar a los espacios públicos de este enclave con elementos artísticos y de ocio que ayuden a mejorar la calidad del hábitat.
Los elementos de recreo instalados son:
  • 2 balancines realizados con medio neumático y un tablón de madera incrustado a este.
  • 2 mesas de juego realizadas con 2 neumáticos superpuestos y un tablón de madera anclado en el interior sobre el cual se han pintado tableros de juego (damas y parchís). A cada mesa se ha atornillado además al neumático un bote hecho con media botella de plástico en el cual se han incluido piedras pintadas de colores en función del juego.
  • 2 toboganes metálicos, donados por el Ayuntamiento de Camas.
  • 2 columpios realizados con neumáticos sujetados por cuerdas sobre una estructura metálica formada por perfiles soldados.
  • 1 panel de ruido formado por un palé atornillado a una estructura metálica en el cual se incluyen diferentes objetos reciclados de diferentes materiales que pueden ser empleados para crear percusiones.

             

El pasado miércoles se terminó de pintar y montar algunos elementos que faltaban, el jueves se realizó la instalación de todos ellos en sus respectivas posiciones y por último esta mañana se ha realizado el montaje final de todo aquello que no se pudo terminar el jueves. En un principio, el espacio disponible era una plaza que actuaba como patio interior al que daban todas las viviendas de la primera fase del proyecto. No obstante, este espacio es utilizado habitualmente por vehículos y, ciertamente, en ocasiones es necesario que alguna ambulancia o camión cisterna acceda al patio para servir a las personas afectadas y llenar los depósitos de agua de las viviendas, por lo que se negoció con los usuarios reservar la mitad del espacio para vehículos y la otra mitad para el parque.

La entrada Terminamos parque infantil con material reciclado en Njaila aparece primero en ISF Aragón.